21 cosas que lo hombres no podéis (y deberíais) entender

Aviso importante: en este post a veces hablo en primera persona por razones puramente formales -salió así y ya-. Todos estos puntos son perfectamente aplicables a la inmensa mayoría de mujeres. Cualquier parecido con mi vida privada es casualidad.
(Es decir, no te lo tomes como algo personal, no lo haces tan mal. Pero lee atentamente, claro.)
——————————————————————————————————————————

  1. Nos gusta dedicarle tiempo a la chapa y pintura antes de salir. Déjame tranquila. Que me llames diez veces sólo va a hacer que me manche con el maquillaje y tenga que volver a empezar.
  2. A veces, la ropa beige es necesaria. No lo entenderíais, pero no favorece a todo el mundo enseñar más de la cuenta.
  3. Es normal que no nos gusten algunos de vuestros amigos. Asumidlo e intentad no mezclarnos demasiado; es fácil. Pero que no lo notemos, porque si lo notamos, sospechamos; si sospechamos, daos por jodidos.
  4. Si te la pido, da una opinión sincera sobre mi aspecto. Pero opina, elige, mójate. No es lo mismo pelo suelto que con coleta, por ejemplo. Me importa un pito que para ti siempre esté bien.
  5. Ella es fea, yo no. (En general y sin excepciones.)

  6. Sí, nos enfadamos porque habíamos quedado y pasáis de nosotras. Lo entendemos y no os regañaremos porque no queremos ser esa novia pesada. Pero nos molesta. Y mucho.
  7. No, no alucino con un videojuego. Menos con su anuncio.
  8. Algo que os cuesta especialmente: tenemos en cuenta los días en los que debemos lavarnos el pelo. Es decir, no da igual qué día voy al gimnasio o me meto dentro de la piscina, porque si esa actividad -o similar- implica tener que lavarme el pelo después, yo no puedo dejar de pensar que a mí no me gusta lavármelo dos días seguidos porque se estropea demasiado… Y si el día siguiente es viernes, pongamos, y a mí me queda mejor el pelo el día que me lo he lavado -en efecto, hay mucha diferencia-, pues déjame en paz en jueves y no me salpiques, porque no querré lavármelo esta noche y sí la del viernes para salir esa estupenda. Capisci?
  9. Sé que el tema de las bodas es un problema. Sé que todos los hombres acabáis hasta las narices de oír hablar de moños y vestidos que favorecen más o menos. Pero una boda es una ocasión especial, en la que encima es posible coincidir con gente que ha estado en otra, y la mayoría no podemos permitirnos un vestido para cada evento. NO. De nuevo: no vale el “da igual, a mí me gustas con todo”, porque, querido, no es por ti, es por mí (por mi autoestima y bailar con mayor o menor seguridad Paquito el Chocolatero) y por superar a las demás. Y la que diga lo contrario, miente.

  10. Nos depilamos. No venimos así de serie. Lo siento.
  11. Además, hasta que un pelo no salga con las pinzas no me molestes. Es inútil. Siento ser así de cruda, pero es cierto. Y si tú, querido amigo, aún no eres consciente de esto, tiempo al tiempo, ya te acordarás de mí cuando convivas con una bella dama.
  12. Ante un posible conflicto no os vamos a decir jamás qué debéis hacer. Pero siempre -repito: siempre- esperamos que lo sepáis. El “haz lo que quieras, tú sabrás” sirve para algo. Para acojonaros primero, y para que hagáis la opción que menos os apetezca después.
  13. No, no estamos “en nuestros días” siempre que estamos de mala leche o tristes. Probablemente sí, pero el hecho de que lo adivinéis, y sepamos que tenéis razón al acusar a nuestras hormonas de estar tan insoportables, sólo hace que las ganas asesinas aumenten. Por eso lo tapamos diciendo que es machismo y montamos un pollo en el que es imposible que ganéis. Así que, en serio, llevad la cuenta en el calendario y dejadnos en paz.
  14. Yo puedo quedar con mis amigas a salir a muerte. Tú con tus amigos mejor sales sólo a tomar algo.
  15. Nos pueden gustar el fútbol y otros deportes, pero no es necesario ver cinco repeticiones y nueve resúmenes. De verdad.
  16. Nunca, jamás, bajo ningún concepto digáis que estamos más gordas. Ni que hemos echado culo o que algo nos queda peor que antes. Nunca, nunca, nunca. Never. En todo caso, sólo y exclusivamente si estáis 100% seguros, podréis decir alguna vez, de manera completamente positiva, que hemos mejorado.
    Ejemplo práctico :
    -Bien: “Se ve que estás yendo al gimnasio, de verdad que se te nota, ese vestido te queda genial. Qué guapa eres, Dios mío.”
    -Mal: “Joder, qué bien que estés yendo al gimnasio, eh. Se te nota un montón con ese vestido que has adelgazado.”
    Aunque no lo creáis, aunque lo hagáis con la mejor de vuestras intenciones, mientras que con la primera frase percibimos un refuerzo positivo que nos anima a seguir yendo al gimnasio, con la segunda oímos “antes estabas gorda, ahora, bueno”. Y la habéis liado. Que no os quepa la menor duda.
  17. Sí, nos contamos todo, todo y todo. Y no pasa nada. Si vosotros no sois capaces de hacerle una pregunta íntima a un colega, y necesitáis que lleve tres whiskies entre pecho y espalda para que os cuente que está destrozado por una ruptura, es vuestro problema. Nosotras llamamos y hacemos consejos de sabios; es más útil.
  18. A veces lloramos porque sí. De verdad que no pasa nada, no asustarse. Eso sí: no actúes como si no le dieras importancia; date por muerto, vamos. Y no cometas el error ya mencionado en el punto 13.
  19. Que miremos vestidos de novia asiduamente no significa que esperemos que hinquéis la rodilla. A ver si os enteráis de que la boda es una cosa nuestra. El matrimonio de los dos, bueno, pero cuando soñamos con la boda nos vemos entrando en la iglesia espectaculares. Ni siquiera tenéis que estar al otro lado del pasillo, no nos hacéis falta en nuestras fantasías.
  20. Siguiendo por ese camino: si babeamos por un bebé es normal. Tranquilos.
  21. Pues claro que me sé todo tu Facebook. De arriba a abajo. Hombre, por Dios, no puedes ser tan ingenuo.

————————————————————————————————————————————–
Y así, a bote pronto, no se me ocurren más, amigos. Pero no os preocupéis, seguiré apuntando cosas y la vida os será más fácil con nosotras.
Y vosotras, mandadme ideas por Facebook, e-mail, Twitter o tam-tam. Como sea, pero si queréis que incluya algo en una nueva entrada, o lo añada a ésta, lo haré con mucho gusto.

14 Respuestas a “21 cosas que lo hombres no podéis (y deberíais) entender

  1. Jajaja, Blanca. Para los que no entendemos “ni papa” de mujeres, es utilísimo. A ver si así, de una vez por todas, evito meterme en problemas…

  2. Jajaajajajaaj!!! como siempre, brutal

    el mejor punto el último!!

  3. jajajajajajja me parto ho letto il post questa mattina appena arrivata in ufficio e ho riso per un’ora ajajajajajaj buenisimo

  4. Por intentar que no quede…. pero es que es muy difícil entender a las mujeres

  5. ¡Gracias, chicos! La verdad es que es el post que más visitas está teniendo de lejos… Al final sabemos lo que nos tira, ¿no? Como monos…

    Miguen Ángel: Ah, claro, nadie dijo que fuéramos fáciles jojojo

  6. Jajaja, muy divertido el post. Me acuerdo de cuando era pequeño, que mi madre me daba consejos para tratar a las mujeres y me decía que lo peor que le podía decir a una de ellas es fea o gorda, aunque fueran así, que nunca lo hiciera. Y siempre me ha hecho gracia esa contradicción entre belleza e interior, en plan: “quiero estar guapa, pero al mismo tiempo no me mires solo como un pedazo de carne y fijate también en como soy”.

    Con los años he querido saber más sobre las mujeres para no ser uno de esos hombres que no las entienden y he podido ver que muchas veces ni ellas mismas se comprenden. Aunque supongo que eso nos pasa a todos, que en ocasiones somos pura contradicción.

  7. Blanca, no había leído el post pero ya se encargó ayer Valentina de recordarme que tenía que leerlo. Nos estuvimos riendo anoche con cada uno de los punto, con el 13 realmente me sentí muy identificada… No paraba de decir… qué razón tienes!!!! jajajaja!! Te seguimos Blanca, no dejes de escribir…🙂

  8. Pingback: 21 cosas que lo hombres no podéis (y deberíais) entender | Jonéame

  9. Jajaja… Gracias Isa, la verdad es que así me animáis mucho🙂 El próximo post está en camino.

    Garcigomez: no lo intentes, en efecto, ni nosotras mismas nos entendemos. Yo os comento qué nos pasa, otra cosa es que sepamos por qué reaccionamos así. Y, es verdad, tenéis que hacernos ver que os encantamos físicamente, pero que no es por eso por lo que os fjáis realmente. Contradictorio, pero para nosotras tiene sentido. Jejeje…

  10. Genial Blanca, cada dia te superas mas.
    Un besazo .Tu tia Ana

  11. JAJAJA BLANCA SOY FAN DE TU BLOG …NO PUEDO DE LA RISA…XR SIN DUDA DESPUES DE ESTE POST ME ENCANTA EL DE LAS EGOBLOGGERS…!BESO PIMI!

  12. Creo que ya me lo sé de memoria…. y no dejo de reirme cada vez q lo leo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s