Mi hermana, la desertora

Ana. Ana se llama mi hermana. Ana fue la primera palabra que dije. Ana me ha picado durante 22 años; pero me ha querido aún más.

Testimonios gráficos demuestran que, de lo que me quería, Ana me abrazaba hasta que yo lloraba de dolor de cuello. Y mi memoria me recuerda que Ana me ponía las zapatillas de andar por casa (rosas de pana) para ir juntas a ver los dibujos cuando a ella, probablemente, ya le tocaban un pie.

Cuando no me gustaba un caramelo ella ponía la mano y yo lo escupía, y cuando me caía al suelo en el patio del colegio la llamaban a ella para que me consolara.

Todo esto suena como si fuera hace mil años pero, aún hoy, si no sé dónde tirar un papel ella me sigue poniendo la palma de la mano como si tuviera el poder de volatilizar todo lo que ya no me sirve, es la que mejor me consuela de este mundo mundial, y ya no me pone las zapatillas, pero me abre la cama y me prepara el pijama si salimos de juerga y ella vuelve antes.

Bueno… Abría, preparaba y volvía. En pasado, que aún se me olvida.

Es que hace un año, el 10 de octubre de 2009, Ana cometió un acto de alta traición. Se casó. Así de fuerte.

La historia de Ana podría aburrir hasta al guionista de la película de amor más obvia y clásica: chico conoce chica en el trabajo, se enamoran, salen tres años y se casan. Y son superfelices.

Pero de verdad. Que lo son. Lo son tanto que no tienen vergüenza al demostrarse su amor constantemente. Ahí reconozco que los tienes bien puestos, May.

May (José María), ése es mi cuñado. Puede parecer hasta contradictorio que diga que los tiene bien puestos por llamar a mi hermana de la manera más cursi que se me puede pasar por la mente (“mor” de a-mor; os lo juro), pero es que lo hace delante de su suegro y sin despeinarse. Tiene su mérito. A ver, en realidad mi padre es un buenazo, lo que pasa es que ha visto demasiado El Padrino y se emociona el hombre, qué le vamos a hacer. Y como sólo tiene dos niñas tiene que hacerse el duro. No lo consigue, pero lo intenta, y que tu suegro ya pruebe a acojonarte de primeras no mola nada.

A lo que iba. May y Ana se quieren tanto que aún, un año después de casarse e irse a vivir juntos, siguen teniendo la imperiosa necesidad de hacer manitas delante de todo el mundo. Y hay que aguantarse porque la niña es mayor y se ha casado, así que mi padre ya no puede soltar su célebre “tsé, oye, que corra el aire, ¿eh?”.

La cosa es que May es buen tío.  Es medio virtual porque el pobre no puede trabajar más, pero cuando se deja caer, la parte, oye. Pero lo que es más importante (para mí), hace feliz a ese pequeño ser que es mi hermana. Se les ve, y es como cuando en un libro o en una película lees que su amor es tan grande que a nadie le podría pasar desapercibido. Me van a diagnosticar diabetes después de escribir esto, pero es la verdad: yo nunca había visto a mi hermana tan feliz como ahora. Y todo gracias a este sevillano salao.

Sin embargo, Ana engaña. De puertas para fuera es un amor de niña que me chupa toda la cara para que la perdone antes de que se me quede impregnado el olor a babas (verídico). Lo que la gente no sabe es que Ana es como un chihuahua: es enana y adorable hasta que empieza a ladrar y quieres darle una patada. -Lo siento mana, no todo iban a ser flores.- Ana es una de las personas con más mala leche que conozco, y sospecho que May aún no lo sabe. Yo desde aquí le tiendo una mano a mi cuñado y le ofrezco las mejores técnicas de camuflaje cuando la bestia que lleva dentro empiece a salir.

Lo mejor es que, aunque ya no viva aquí, mi hermana y yo seguimos teniendo la capacidad de discutir bastante a menudo, lo que pasa es que tienen que ser episodios breves (lo que dura una comida en casa de mi abuela, más o menos), que suele seguir el patrón bordería-malacara-monosílabos-perdón-beso-despedida. Es bastante llevadero, no creo que vuelvan a repetirse los episodios de cascarnos en público (la última vez no fue hace tanto, y paramos porque mi amenaza ya se ve respaldada por dos cabezas de diferencia y sospecho que mejor derechazo que el suyo).

De hecho… Sí, creo que echo de menos esas broncas. Esos gritos. Yo de pequeña era bastante cabrona y para finiquitar la pelea le soltaba un “pues ya no te quiero” y la pobrecita se echaba a llorar. Angelito… Ahí se demuestra que en realidad es la mejor hermana del mundo mundial y no podría soportar que dejara de quererla.

Es más, la muy tonta me quiere tanto que, como regalo de aniversario, sólo me ha pedido que escriba esto. Creo que lo hubiera hecho de todas formas, aunque sólo sea para agradecerle de alguna manera una de las noches más divertidas de mi vida.

Puede que la barra libre amortiguase un poco el golpe de la traición.

Un año después brindo por todos los años que os quedan juntos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Os quiere, Manita/Blanquiviri.

7 Respuestas a “Mi hermana, la desertora

  1. Blanca!

    Casi me haces llorar que lo sepas!

    Sigo siendo tu fan nº1!🙂

  2. La hermana de tu conciencia

    Creo que voy a estar sin tomar chocolate por lo menos un año. Pero me ha encantado. ¡Qué bonito! No te deprimas seguro que tendreis momentos “hermanísimas”una y mil veces a lo largo de los años. Y te aseguro que son igual de dramáticas y divertidas.

  3. Dos aclaraciones:
    1 A mí también me ” acongoja” cuando se cabrea el chihuahua.
    2 Creo que Vito Corleone apoyaría mi advertencia a Mor aceerca de lo que puede pasarle si no trata bien al chihuahua

    Besitos, muy divertida y pelín pastelón, pero hay que escribir de todo

  4. A mi también me ha encantado, aunque no sé si estoy de acuerdo con la comparación con el chihuahua porque yo me considero adorable siempre… y May opina lo mismo ;-))

  5. Ohhhhh. Blankyyy me encanta!!!! Ojos llorosos, no te digo mas!!!! Ana, enhorabuena por tu aniversario!! Besoss

    Pd: viendo las fotos tan tiernas que has colgado es imposible creer lo del chihuahua..

  6. Blankyyyyy que boniiiiito! han estado a punto de saltarme las lagrimillas!!!
    Enhorabuena a Ana por su aniversario. Y esto completamente de acuerdo en que la boda fue una de las noches mas divertidas de nuestras vidas!!

  7. Blonxiiii!!!es precioso lo que has escrito, me he tenido que contener para que no se me saltaran las lagrimas, de verdad es increible!!
    Muchas felicidades atrasada a Ana y May!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s