Los must del verano

De nuevo en Madrid.

Después del viaje que comenté que iba a hacer por Londres y Colonia (muy bien, gracias; fotos aquí), he estado hasta este domingo en San Lorenzo de El Escorial, como siempre. Parece ser que el clásico prejuicio de “Aquí no hay playa” sigue en pie. Demasiada gente me pregunta que por qué me gusta tanto veranear en Agosto a 40 minutos de mi casa. Esa gente no lo ha vivido, claramente.

No me voy a liar a hablar de las virtudes de El Escorial, pero sí debería hablar de un par de cosillas que no faltan ningún verano: las orquestas y los bailes típicos; y no tienen que ir necesariamente mezclados. 

Cuando hablo de orquestas me refiero a las que vienen al pueblo del 10 al 15 de Agosto, cuando celebramos San Lorenzo; y no tienen ni violines ni pajaritas, sino teclados y brillantina, mucha brillantina.

¿Qué harían los pueblos españoles sin esas orquestas de nombres fáciles y peinados imposibles? Existen dos tipos: las sencillas y las que lo viven. Las sencillas suelen estar compuestas por una banda y una pareja que canta, y no dan tanto juego. Ahora, las que lo viven son una especie de reinvención de La Tribu de los Brady, siempre más macarras y provocativas (por así decirlo). Ellas aparecen llenas de purpurina, subidas a plataformas y enseñando la tripa -aunque no tengan el mejor tipo para hacerlo-, ellos mostrando músculos, repeinados y guiñando el ojo; y todos cantan como si estuvieran poseídos: moviendo los brazos y sonriendo demasiado.

No nos engañemos, el público es más bien escaso y no suele estar muy atento, de ahí que los cantantes tengan que demostrar su profesionalidad pidiendo a gritos que den palmas o que hagan los coros. Ahora totalmente en serio: yo me deprimiría, no tengo ni idea de cómo consiguen actuar tan animados. ¿Será que no pueden ver que enfrente tienen a un grupo de niñas de quince años que han conseguido de rebote el permiso para salir esa noche hasta la 1, a un matrimonio joven con sus niñas pequeñas medio dormidas, a otro de ancianos bailando pasodobles -suene lo que suene-, y a los tres colgados de turno que quieren fiesta como sea pero tampoco hasta el punto de seguirles el rollo (yo incluida, me temo)?

A ellos les da igual. Destrozan todo tipo de temas, desde los clásicos a los más actuales; y hasta hace unos años siempre eran españoles, pero he notado que últimamente se arrancan con lo que les echen, y eso lo hace aún más gracioso.

Un placer poder disfrutar de ellos, en definitiva.

El otro must del que hablaba eran los bailes populares, en los que pude participar este fin de semana, en la Romería de la Virgen de Gracia. En este caso la banda es diferente, porque la fiesta está más arraigada y tiene sus tradiciones, pero al final todo se reduce a lo mismo: vino y bailes. Así de simples somos.

Como en toda romería, la gente se divide en peñas -cada cual con un nombre peor, y mejor no os digo el de la mía- e intenta aprovisionarse de comida. Las peñas que se lo montan bien tienen carpa, comida, sangría, y participan en el concurso de carretas -consistente en hace una minifalla con el tema que quieran-. Las cutres, como la mía, damos gracias con ir con una camiseta y tener sangría (de brik, ojo).

De todas maneras, he tenido uno de los mejores fines de semana de mi vida, culminado con el baile del Rondón al ritmo de las jotas gurriatas (de San Lorenzo). Un año más cuelgo el vídeo que lo demuestra.

Lo malo es que ahora Madrid me da pereza… Y echo de menos a estas locas.

 

8 Respuestas a “Los must del verano

  1. Uhmm, ¿eso es una peña o un grupo de candidatas a Miss España?

    ¡Qué wapas todas! :O

  2. Antes que nada, decirte que me encanta cotillarte las fotos…asi que, en cuanto comente, voy a ello!!!😛

    Y bueno, que he de reconocer que, cuanto mas mayor me hago… mas me molan las fiestas de pueblo (mientras no sean las del mio) lo de las orquestas es lo mas… me encantan!!!

    Un besitooo

  3. no me lo imagino jaja, tendrás que invitarme un día y en lugar de cantar recito versos para que los viejitos bailen pasos dobles jajaja.

    beso blanky

  4. ¡Ay que penita! ¡Qué falta de gracia bailando! Y eso que pensé que eras la rítmica de la familia……….

  5. Golpe bajo, padre.

    Se me dan mejor otros bailes, que conste.

  6. Que bien, que bien, pero que bien se lo pasa el personal, fiestaaaaaaaa¡¡¡¡¡

    yo quieroooooooo😦

  7. Oh, las verbenas de los pueblos son momentos únicos e irrepetibles😛 Esas orquestas desafinando mientras bailan las abuelas con las abuelas y los niños, no tienen precio😛

  8. Blanky es q piensas poner este degradante video por todo el universo ciberespacial??Es gracioso, lo reconozco…pero no dice muxo de nosotras!jajaja…ay como me identifico con lo q escribes…Yo, Gurriata de corazón!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s