Cuando las sábanas se pegan…

Yo creo que lo que peor llevo de la vuelta a clase es el momento de levantarme. No soy la típica que se pasa el día durmiendo, pero abandonar la cama por las mañanas es el mayor de los suplicios.

durmiendo.jpgCuando empieza a sonar la alarma del móvil -la canción “Levántate” de Modestia Aparte– mis instintos se vuelven asesinos, y voy a abstenerme de reproducir aquí lo que pienso… No me parece una forma muy sana de comenzar el día, la verdad. Sin embargo, estoy exagerando bastante, porque en cuanto consigo callar la maldita canción (no la he vuelto a escuchar en el mp3, como comprenderéis) me doy la vuelta y me vuelvo a dormir. Ése es un momento de placer insuperable, en el que las sábanas están más calientes y suaves que nunca, y la almohada tiene la forma de tu cara. Ay…

Por lo general, después de ese pequeño episodio de felicidad (pero con remordimientos) llegará mi madre abriendo de golpe la puerta, lo cual asusta bastante así de primeras. Suele sentarse e intentar “convencerme” de que me tengo que levantar. Siempre muy suave ella…

atenciondormir.jpgObviamente, en cuanto se va del cuarto yo hago lo propio: girarme y quedarme dormida de nuevo. Esto ya mosquea a la dulce mamá que ha venido antes a sentarse en mi cama, la cual pasa a conventirse en la agresiva señora que camina muy rápido por el pasillo gritando que, o me levanto, o me mata. Así de radicales somos en mi casa.

Tengo que admitir que alguna vez ha intentado innovar. Hace un par de años todavía se sentaba una segunda vez a mi lado e intentaba hacerme hablar, como si eso fuera a espabilarme. Mi reacción era moverme lo justo para que me entendiera, mientras intentaba arroparme de nuevo. Otro día, fue un poco más… cómo lo diría yo… cruel, y me dijo que le diera un abrazo; yo, como hija cariñosa que soy, lo hice, y ella aprovechó que estaba colgada de su cuello para moverse y tirarme literalmente de la cama. No te puedes fiar ni de tu madre.

blanco_negro.jpgTras amenazas varias, consigo arrastrarme hasta el baño; donde pongo Anda Ya, de Los 40, y ya empiezo a animarme… Hasta que veo que, sorprendentemente, me he levantado tarde y no llego a clase… Entonces la pregunta es: ¿debería volver a la cama e ir ya a segunda? Total…

Anuncios

10 Respuestas a “Cuando las sábanas se pegan…

  1. Me estas describiendo!!! Jajajaja!!! Aunque, desde que trabajo, prefiero no dormirme y llegar a la ofi en punto… todo sea por no ver la cara de perro del jefe y tener que quedarme mas por la tarde!!!

    En cuanto a tu pregunta… si ya no llegas a tiempo… ve directamente a segunda!!! Jajaja!!!

    Un besazooo

  2. A todos nos cuesta levantarnos por la mañana. Hace años, mi querida madre me dijo algo para saber cómo ser responsable en cada momento. Te lo cuento, por si te fuera de utilidad. Simplemente me dijo: “haz lo contrario de lo que te pida el cuerpo”. Y cuánta razón tenía, pues el cuerpo es indolente por naturaleza, y a todos nos gusta quedarnos holgazaneando en la cama, al abrigo de las sábanas.

    Soy un optimista, y creo que hay que intentar ver el lado positivo de las cosas. Quizás te cuesta más levantarte por la mañana, porque no te has parado a pensar en el atractivo que tiene el sitio al que vas. Vas a la universidad, donde estás rodeada por amigos y amigas, cuando llega tu hora te vas a tu casa, y la única presión que tienes se produce cuando se acercan los meses de junio o septiembre. Y encima la universidad estará llena de chicos guapos. Seguro que en alguno te habrás fijado, ¿no?. 😀

    ¿Guay, verdad?. Ahora examina la siguiente situación, levantas la cabeza y solo oyes teclas y teléfonos. Tienes que terminar una cosa urgente para hoy, es mediodía y te lo acaban de comentar. Sabes a qué hora has entrado pero no a la que vas a salir. Presión y plazos, en un ambiente gélido donde tus compañeros buscan cualquier resquicio para ascender. Afortunadamente, ésta no es mi situación actual, aunque he estado en ambientes de ese tipo.

    Ánimo, ir a la universidad es muy divertido. A mí, no me importaría volver… estaba lleno de niñas guapas. 😉

    Reconozco haber esbozado una sonrisa al leer la anécdota del abrazo. Sencillamente genial, me la apunto. 🙂

    Un saludo

  3. A mi me pasa lo mismo, yo soy super dormilon y siempre me cuesta mil millones de años levantarme. Además que yo no me puedo dormir hasta las 2 o las 3, y claro me tengo que levantar a la 7 y apenas duermo unas cuantas horas, jeje.

    Por cierto, es cierto que la música que utilizas como alarma del movil siempre la acabas odiando, jeje o por lo menos a mi me pasa eso 😉

    Besitos!!

  4. A mi la escena que más me gusta es la de mamá sentada a tu lado en la cama y diciéndote: “Vamos Blanca, despiertate, dime algo, dime hola” y tu, todavía inconsciente, sacas la manita de debajo de las sábanas y mueves un poco los dedos en señal de saludo…
    Los despertares de mi hermanita son dignos de ver!

  5. pufff, yo empecé las clases el miércoles, y ya necesito unas vacaciones. Sin duda, el momento de levantarse es el más duro
    saludos!!!

  6. Jejejeje.

    Dos cositas:

    Uno- hay otro momento mejor en el que las sábanas están más salientes, más suaves, y el lugar donde reposas la cabeza es mucho más cómodo (que no tiene por qué ser la almohada) pero no lo voy a reproducir aquí por respeto al personal.

    Dos – hoy, misteriosamente, ha sido un día de esos en los que me he despertado y levantado sin rechistar!!! Increible pero cierto, y mi JustJamesJournal será testigo de ello!!!

    MUAK!!

  7. COOLGIRL: Te entiendo con lo del trabajo… Misteriosamente, si yo tengo examen o algo muy importante no me duermo…

    HACKETT: Hombre… si me lo pones así, pues mira, sí, me levantaría más animada…. Pero seguro que tú tampoco te levantabas con tantas ganas como aquí describes!!! A que no!?!?

    CADIZFORNIA: Sin duda. Esa canción ha pasado a estar en mi lista negra, pero no quiero cambiarla porque no quiero que la lista crezca mucho…

    MANA: Es que es muy pesada cuando quiere 🙂

    JESUS: Ése no es el espíritu, eh? que como empecemos así, en febrero estamos tirándonos de los pelos… Piensa que hasta entonces no hay que hacer mucho 🙂

    JAMES: Único punto: estás enfermo.

  8. Ermm… es que yo tenía horario de tarde. 😉

    ¡Jejeje!

  9. HACKETT: Entonces no hables… que no sabes…

    🙂

  10. dios,a mi m pasa lo mismo.Caundo me levanto me arripiento y me vuelvo a acostar.Luego me digo que debo de ir a la ama mas temprano,pero luego me puede la vagueza!!ahora es de noche,y estoy dudando de ir o no a la cama.mañana voy a estar muy dormida!!!asi que,os dejo!!esperad sabanas!!alla voy!! ZZzzZzzZZzZZZzz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s