Romería 2007

Cada segundo sábado de septiembre subo a San Lorenzo de El Escorial. El motivo es sencillo: es la noche. Es la noche en la que, si tienes un examen el lunes, te planificas para poder estar en el pueblo; si te vas de viaje a la mañana siguiente, empalmas; si estás malo, te curas milogrosamente. El domingo es la Romería de la Virgen de Gracia, y el sábado por la noche se empieza a celebrar.

Bueno, por la tarde se hace la ofrenda de flores a la Virgen, pero como lo que nos interesa son mis vivencias, contaré la noche. Consiste en echarse a la calle con bebidas varias y ver a toda la gente que ha pasado alguna vez el verano en el Escorial, los cuales suben a sus amigos; y ellos, a su vez, a los suyos, etc. Como veis, no es un plan muy especial, pero al estar tanta gente conocida, acaba siendo divertídismo. Además, todo el mundo va con la mentalidad de “esta noche es la Romería, hay que darlo todo”, y nadie sabe cómo puedes acabar.

Este año, después de horas charlando y riendo mucho -siendo bautizada como M.A. por llevar una cadena dorada- nos metimos en los coches para bajar, como siempre, a Los Fantasmas del Windsor. No sé los demás coches, pero el mío fue la leche. No os digo más que el conductor nos puso Fly on the winds of love y… atención… ¡Barbie Girl! ¡Oh! Me alegró la noche. Pero vamos, el subidón también fue cuando, ya en la discoteca, nos pusieron las primeras canciones de Romería, con letras tan sentidas y profundas como aquella de “arriba, abajo, que a mi novia se le ha visto el refajo; abajo, arriba, que a mi novia se le ha visto la liga”. Para qué querremos a Lorca.

A las 5 de la mañana hay una procesión de la Virgen. Como veréis yo no estoy a eso, pero ya que es el motivo de la fiesta, me parecía feo no mencionarlo siquiera.

Después de dormir poquitas horas, hay que prepararse para la verdadera Romería. Hay trajes típicos, obviamente, pero lo normal es ir con vaqueros, calzado cómodo, camiseta blanca y el pañuelo de romero: de cuadros blancos y azules, a lo mantel de picnic.

Los verdaderos gurriatos (escurialenses) que viven la Romería, suelen tener una peña bien montada. Mis amigos y yo tuvimos un amago hace unos años, incluso nos hicimos camisetas -muchas peñas, en vez de vestirse de gurriatos, se hacen camisetas todos iguales, con el nombre de la peña (y a veces su nombre); lo típico de pueblo-, pero nos hemos dado cuenta de que se vive genial del gorroneo… Así que, ¿pa’ qué?

Cada peña consigue un chozo en el ayuntamiento -por poquito dinero te quedas el mismo cada año que pagues-, que consiste en una pequeña parcela en La Herrería, que es el campo que está a las afueras del pueblo. Una vez en el chozo, cada peña hace lo que quiere: pone una lona para conseguir sombra, mesas, sillas, comida y, sobre todo, mucha bebida. A gusto del romero. Lo típico es que las peñas buenas, buenas lleguen a La Herrería con sus carretas. Las carretas son, como su propio nombre bien indica, unos carros que pueden ir tirados por animales o por coches, en los que se montan figuras a lo paso de Semana Santa, pero con motivos gurriatos, claro; y con bastante cachondeo también. Estos pequeños escenarios llegan rodeados de música -dulzaina, botella de anís, etc.- y bailes. Porque el baile es muy importante en esta fiesta también.

Dos veces al día -creo, creo- se hace “el rondón“. Esto consiste en que las parejas se ponen en dos filas, una al lado de la otra, en la que se quedan enfrentados. Entonces la orquesta toca -hay una todo el día encima de un escenario, donde también hay subastas y entretenimientos- y se baila la jota, consistente en dos sencillos pasos que puedes bailar sin soltar el vaso de sangría que te van a colocar en la mano en cuanto te descuides. De vez en cuando se grita “paseo, paseo” y te coges del compi y las filas se mueven cada una para un lado. Si no estuviéramos los que no tenemos ni idea y los que vamos con pintas -yo soy de ambos grupos- la verdad es que sería un efecto bonito, pero… El rondón es el rondón. Aquí cuelgo uin vídeo muy malo del otro día por la tarde -con morritos de Ali al final incluidos-.

Bueno… El resto os lo podéis imaginar: muchos juegos para beber vino (foto aquí) y mucho baile improvisado. Realmente merece la pena tener agujetas por todo el cuerpo….

*Aviso: probablemente haya algunos errores. Yo he puesto todo lo que sé con mi mejor intención. Al menos, esa es mi visión de la Romería. Y como es mi blog, así se queda. Punto. 🙂

Anuncios

5 Respuestas a “Romería 2007

  1. menuda juerga!!!!!!

    sobre todo me ha gustado eso del baile que se puede bailar con el vaso de sangría , que sin querer llega a tus manos 😀 ( aunque la camiseta blanca muy práctica no es, que se ven toas las manchas!!!)

    un besito guapa!!

  2. MAGNICA: yaaaaa jaja, lo de la camiseta blanca es verdad… Además, otra práctica extendida es que cojan la bota de vino y te pringuen entera… Llegas a casa hecha un cuadro, pero rica rica ñam ñam

  3. Tiaa…no sabes que pena me dio no ir el domingo…el sabado x supuesto que fui, xq como bien dice Blanky, por mucho que tengas un examen el lunes, no hay excusa para no ir a la Romeria de nuestro querido pueblo. Has nombrado la dulzaina y no a nuestro querido amigo Fernandito! Y no podemos olvidar nuestros sugerentes nombres de peña, cada año peor!!!!Desde Al túrron hasta MIB…mejor no preguntes…

  4. Es que las cosas DEMASIADO vergonzosas me las callo, Martosa…

  5. …joe q penita no haber estado ahi…pff…q cara d borraxa la d ali en el video!!jajajaja…el año q viene bailamos todas el rondon(con vaso en mano claro esta)..un beso compiii!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s