Los apuntes: esos grandes desconocidos.

Después de casi dos meses y medio haciendo lo que me apetece -que no es estudiar-, levantándome a la hora que me parece mejor -que no son las ocho- y llevando los horarios que quiero -que incluye dormir toda la mañana y mitad de la tarde-, nadie puede pretender que me ponga ahora a estudiar de forma intensiva.

Este viernes tengo el primer examen de septiembre; y ya he empezado a estudiar, no creáis, pero esta mañana me he dado cuenta de una cosa: me he estudiado exactamente lo que ya me había estudiado para febrero. Es decir: sigo teniendo el mismo pánico a una parte de los apuntes. Esto os parecerá una tontería. No lo es.

Mi problema es que, cuando tengo que empezar a estudiar algo nuevo, me bloqueo. Pero literalmente. No sé por dónde cogerlo. Es como si intentara socializar con una cría de mono, o algo así -no es una práctica que yo lleve a cabo muy a menudo, pero bueno, me ha gustado la comparación-. Para empezar a superar mi miedo, tengo un primer contacto con ellos; los miro, los subrayo, los leo, les doy vueltas… Ah, y muy importante: los paseo allá donde voy. Porque no sé si os habréis dado cuenta, pero los apuntes de septiembre viajan más que Willy Fog.

Una vez he tenido mi primer acercamiento, me entran las dudas. No lo puedo evitar: nunca sé si debería estudiarme eso. “No me gusta cómo está redactado”, “No entiendo la mitad de lo que dice”, etc. Como podéis comprobar, esto suele ser común cuando, antes de los exámenes de febrero y/o junio, has tenido que realizar un trabajo de documentación previo importante -recopilar apuntes de otros, vamos-.

Una vez descartados los que consideras apuntes innecesarios (que probablemente serán los mejores), comienzas a estudiar los que has ido apilando encima de la mesa. Los lees, los relees, los completas, intentas comprenderlos… Hasta que ves que quedan X horas para el examen y decides hacer lo más normal: empollártelos de memoria.

Sé que jamás pasaré a la Historia por haber escrito un libro sobre técnicas de estudio, pero, chico, qué le voy a hacer: algunos nos apañamos como podemos.

follon.gif

Anuncios

7 Respuestas a “Los apuntes: esos grandes desconocidos.

  1. Es la vida misma, Blanch!!

    Me ha pasado toda la vida, y siempre he optado por la misma solución: no estudiarlos. ¿Y quieres saber el resultado? Aún no he terminado la carrera.

    Pero bueno, cuando estuve en Bruselas me compré unas preciosas carpetas de plástico de Tintín para meter los apuntes, y son los más admirados de la biblioteca cuando los saco a pasear!!!!!!!

    Aunque ahora que recuerdo, creo que hay ciertas carpetas de apuntes más solicitadas que esas, verdad?? 😉

    Besos varios!!!

  2. Tienes tooooooda la razón, los apuntes de septiembre son los que más viajan de todos. Los míos se vinieron a Benicassim, pasaron por Javea, por mi pueblo y ahora están de nuevo en su casita, Valencia Capital, jeje.

    Creo que el miedo a enfrentarnos a algo nuevo nos pasa a todos. Yo cuando suspendo una asignatura la próxima vez que me la estudio, creo que me miro exactamente lo mismo de la vez anterior, y cuando quedan unas horas pienso: Seré gilipollas si la otra vez no me estudié eso y lo pusieron, por qué ahora tampoco me lo estoy estudiando.. Y entonces es cuando me entra el estrés y el agobio.

    PD: Vengo de un examen y suelto esta parrafada??, madre mía estoy sembrao´, jajaja

    Mil besitosss!!

  3. Querida Blanca (dos puntos)

    Tu querido Ccalleja te manda saludos. Te desea un buen comienzo de curso y dice que te echará de menos…

    Por mi parte decir que he entrado con el culo en pompa y me ha faltado tiempo para correr a por las hojas de los exámenes como buena pelota (-de mierda), pueden dar fe de ello lucía y ramón.

    Besos reina!

  4. Aix aix que razón tienes, si es que me parece a mi pero esto le pasa a todos los estudiantes del mundo, o al menos a la gran mayoría… XD
    Lo único que nos queda es darle caña y hacer lo que se pueda jeje.
    besis y mucha suerte

  5. Jajaja, todos tenemos algún montón de temas que no queremos mirar. En mi caso, me limito a dejarlos para el último día, cuando ya no me queda más remedio que echarles un vistazo… y adivina qué. Sí, hoy es ese día… :S xD

  6. Dios los examanes….eso si que son desconocidos para mi, no hago uno desde diciembre de 2001, ya ha llovido y la verdad que cada vez que pienso en eso me rayo será por eso que me reyo que ahora a la vez q curro voy a ponerme a empollar de nuevo, una FP, administrador de redes, eso lo haré con lo que se le pone a la tortilla y no son patatas, aquí está el tio. Saludos

  7. buff… mis apuntes viajeros… se han recorrido media España este verano… pero nada… mañana tengo mi primer examen y estoy mucho peor que en junio, asi que… no se yo…
    Por lo menos, lo he intentado, no¿? :S

    BESOOOSS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s