Días de fútbol

Tengo la suerte/desgracia (es cuestión de gustos, como todo) de vivir enfrente del Bernabéu. Mi casa da a la parte trasera del edificio, con lo cual no aguanto tanto ruido como los vecinos, pero el ambientillo se vive igual. Haya partido o no; se nota que estamos cerca de este santuario.

Normalmente, los días que no hay fútbol, alrededor del estadio se habla poquito español. Decenas de turistas pasean alrededor del edificio con ojos achinados -por el sol o por orientales- intentando descubrir por dónde coño se entra al estadio. Cuando lo descubren -varias pantallas luminosas lo explican- cumplen su sueño y hacen el tour del estadio -bastante cutre, por cierto- y visitan el museo del equipo. Al salir, con la tarjeta de memoria de las cámaras digitales a reventar, suelen ir a comer algo; así que los restaurantes de comida rápida de la zona pasan a ser internacionales también.

Estas bandadas de turistas no llegan por su propio medio. Unos vienen con el guiribús, que hace parada delante del estadio como si fuera un monumento más, y otros con los que tienen contratados ellos. A mí me hace mucha gracia observar estos autobuses cuando están parados en un semáforo, porque es que todos tienen lo mismo: montones de turistas con gorro -sí, tambíen dentro del vehículo lo llevan- haciendo fotos a todas partes y mirándote como si fueras parte de la fauna autóctona, y, en la parte delantera, el conductor y el/la guía intentando descifrar un mapa de Madrid; por supuesto, los clientes no se enteran de que ya han pasado tres veces por la misma manzana.

Los días de fútbol la cosa cambia; la zona sufre un cambio espectacular. Para empezar, aunque me guste este deporte y siga los resultados, no me suelo informar de cuándo hay partido; así que siempre me entero cuando por la mañana bajo a la calle y me cuento un puesto en cada esquina con chucherías, camisetas, bufandas y las puñeteras trompetitas de las narices. Estas puñeterastrompetitasdelasnarices empiezan a ser vendidas y, por lo tanto, a sonar pronto; muy proto; demasiado pronto. Porque claro, sea el partido que sea, juegue quien juegue, muchísimas peñas madridistas de toda España se desplazan para poder ver al equipo en directo; y no es que vengan un par de horitas antes del partido, no señor: los organizadores deben de pensar que, ya que están, por qué no van desde por la mañana para conocer la capital; mientras que los socios de la peña piensan que, ya que están, por qué no se van a dedicar a dar vueltas alrededor del estadio todo el día a ritmo de puñeterastrompetitasdelasnarices, que es una actividad muy entretenida, como es bien sabido por todos. Total, que entre esos y los periodistas, esto es un show.

Cuando se acerca la hora del partido, llega el momento de que los coches pasen pitando. No sé qué tendrá el fútbol que todo el mundo necesita hacer ruido. Además, los bares empiezan a poner cervezas y, si hace buen tiempo, a ver quién es el listo que les dice a todos esos aficionados -muy macarras por norma general-, que llevan 9 horas dando vueltas al estadio, que existe una ley antibotellón. Nadie claro. Total: un ambientazo que ni en la mejor rave.

Cuando empieza el partido todo se calma, y desde mi ventana he aprendido a diferenciar los sonidos: uyyyyy, sdfkljsafkldjsklfj (penalti) y GOOOOOOOOOOOOOOOOLLLLLLLLLLL (si es bajito, no es el Madrid) entre otros. Sólo vuelve a haber follón en el descanso, cuando los bares de la zona se forran. Al terminar, hay que aguantar de nuevo a los hinchas; su ira o su alegría. No sé qué es peor, la verdad. Pero bueno, se suele despejar rápido y en una horita sólo quedan los servicios de limpieza acordándose de todos los familiares de dichos aficionados.

Sólo que hoy es diferente. Hoy, si gana el Madrid, toda esa masa de gente -y la que se adherirá al terminar el partido (me incluyo)- se desplazará a la vez hacia un sitio: la Cibeles. Porque hoy el Madrid puede ser campeón de liga, y se nota: hoy hay muchísimo más ambiente que en cualquier derbi Barça-Madrid que recuerde. Y es que el madridismo a veces parece una religión, y hoy podemos llegar al momento cumbre: rezaré por ello.

Porque a mí el Real Madrid y el Bernabéu simplemente me encantan.

Anuncios

11 Respuestas a “Días de fútbol

  1. Pues espero que estes disfrutando como una enana porque dentro de nada se acaba el partido y veremos que pasa!!! Jajaja!!!

    Yo no soy muy futbolera, pero quiero que gane el Madrid 😛

    Besotesss

  2. por medio de otro blog llegue al tuyo, y me parece muy bueno de verdad, te felicito por como escribis, me encanta leerlo y es la priemera ves que te dejo un comentario…
    un saludo.-
    javier

  3. Esa Blankyy, q como no, acabó en Cibeles!!Que fiestón!!We are the championssssssssss!!!

  4. ACOOLGIRL: Increíbele el partido INCREIBLE!!! Tengo que actualizar con mi visita a Cibeles!!!

    PAY29: Muchas gracias!! a través del de Martín, no?! Espero que sigas pasándote por aquí, todo lector es bienvenido 🙂

    MARTA: cracccccccckkkkkkkkk qué nochecitaa

  5. Nooo!! No falle en Cibeles!! Raul me regalo una bufanda!! y estuve dentro de la plaza!!xD!! Un beso!!

  6. Si a través del de Martin, muy bueno de verdad sus blog, ya me posteé las merecidas felicitaciones a los hinchas del Real Madrid, suerte y te sigo leyendo…
    javier

  7. yo te díria: que suerteee!! Si viviese donde tu no tendría problemas porque iria a los partidos del Madrid y sería yo el de la trompetita jejeje es broma, pero no me perdería ningún partido!!

    http://alvear07.blogspot.com

  8. Bueno llego un pelín tarde. Yo la verdad es que no aguantaría vivir tan cerca de Mestalla me volvería loco, jeje. Y eso que tampoco es que viva lejos.

    Cuando más se nota que es noche de partido es por el tráfico. La ciudad se llena de coches y todo el mundo pita, jajaja.

    Supongo que te lo pasarías bien no, super bien celebrando el título de liga ehh??. Joo que suerte, yo me tuve que conformar el domingo con ver quedar a Alonso el segundo 😦

    Besitos!!

  9. Bueno desde aqui felicidades por la victoria. Soy culé hasta la medula pero os lo mereceis 100 veces antes que nosotros jeje

    que risa con lo de las dichosas trompetitas y la necesidad de hacer ruido. La verdad es que el futbol despierta ese instinto de saltar, brincar, chillar y demás que poca cosas en la vida suelen provocar salvo la visita de una suegra. Es lo que tiene un final de liga como este…:P

  10. weis Blanca!!
    Lo primero felicitarte porque he deducido que eres del Madrid (jejeje) y habéis ganado la liga.
    Por otro lado, me da una rabia grandiosa porque yo soy del barça desde que nací y claro esto duele un pelín tirando a mucho pero que se le va a hacer…

    besitus y que vaya bien

  11. Hola, estamos sorteando una camiseta de los LA Galaxy… el equipo de David Beckham….

    http://www.unosaficionados.com/fichas/?p=234

    Sólo eso. Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s